Mi perfil de Google Plus Ciencia Enfurecida: ¿Gracias a qué podemos oler?

martes, 3 de septiembre de 2013

¿Gracias a qué podemos oler?

El olfato es el sentido encargado de detectar y procesar los olores ya sean placenteros o repugnantes.

Todos podemos sentir distintos olores pero, ¿qué estructuras son las encargadas?

Estas estructuras, denominadas células olfatorias, son una serie de receptores químicos capaces de detectar aquellas sustancias químicas que se encuentran en el ambiente y que penetran en el orificio nasal.

Las células olfatorias son una clase de neuronas que se encuentran en los orificios nasales. 
Son células bipolares, es decir, tienen dos extremos:

  - Por un extremo dan al orificio nasal donde tienen una serie de receptores de partículas químicas.
         
  - Por otra parte emiten un axón que llegará hasta el cerebro, primero a una región denominada bulbo olfatorio.

¿Cuál es el proceso desde que entra una partícula hasta que somos conscientes del olor?

1) Llega una partícula a nuestras células olfatorias que se encuentran en el orificio nasal.

2) Éstas transforman las señales químicas de las partículas en señales eléctricas que envían a través de su axón hasta el bulbo olfatorio.

3)  En el bulbo olfatorio está encargado de la percepción de los olores, ya nuestro cerebro “sabe” cuál es el olor.

4) Sin embargo, no somos conscientes de él hasta que la información llega a la corteza cerebral, donde se hace consciente la percepción del olor.

5) El individuo, al saber qué tipo de olor es, por ejemplo podría considerar que un alimento está podrido o sabroso, que puede haber sustancias tóxicas en el ambiente o, incluso, como modo de atracción sexual.

Es un resumen esquematizado de un proceso muchísimo más complejo.
¿No te parece fascinante de lo que eres capaz?



¡No dudes en seguirnos en FacebookTwitter o por correo! ¡Aprende día a día!

1 comentario: