Mi perfil de Google Plus Ciencia Enfurecida: Todo sobre las caries

martes, 23 de julio de 2013

Todo sobre las caries

Los dientes están formados por dentina en su zona más interna e inferior y por esmalte en la parte superior y más externa.

Es decir, la parte del diente que nosotros vemos es el esmalte que no se regenera y sobre la que se deposita con relativa facilidad una película de bacterias que se conoce como placa dental y que es la responsable de las caries.

¿Por qué se producen las caries?

Las bacterias que se encuentran en las boca son capaces de transformar por su metabolismo la sacarosa y otros carbohidratos en ácido láctico que ataca al esmalte dental siendo la principal causante de caries la llamada Streptococcus mutans.

¿Cómo es la formación de las caries?

Aunque nos hayamos cepillado los dientes, rápidamente se forma una pequeña película de proteínas sobre las que se establece una película de bacterias y producen una sustancia con la que la placa se adhiere al diente. 

En grietas o zonas en las que llega poca saliva, se forma placa que comienza a secretar ácido láctico que difícilmente es diluido y que, por su carácter ácido, ataca al esmalte de los dientes

A medida que se va dañando el esmalte, las bacterias van penetrando en el diente y lo van destruyendo hasta llegar a la pulpa en la zona central.


¿Qué hace la saliva?

La saliva es un método de protección propia, aunque tiene una serie de nutrientes que favorecen el crecimiento de las bacterias, contiene una enzima llamada lisozima que protegen las superficies expuestas de los dientes.

Durante la noche secretamos menor cantidad de saliva, por eso es importante lavarse bien los dientes antes de dormir y reducir la existencia de bacterias al mínimo

¿Qué hacer para evitar las caries?

  - Disminuir el consumo de sacarosa (azúcar), principalmente entre las comidas principales

  - El cepillado de dientes para eliminar la placa bacteriana.

  - El uso de hilo dental para extraer la placa en zonas a las que no llegamos con el cepillo

  - Enjuagarse los dientes con enjuagues bucales, preferentemente que tengan una sustancia llamada clorhexidina.

  - Utilizar dentrífico con flúor, sustancia que disminuye el daño del esmalte.

¿Sabes que los chinos se enjuagaban con orina?

Esto se debe a que la orina humana es capaz de disminuir la acidez bucal al neutralizar al ácido láctico, pero no está recomendado este método porque puede conllevar a otras infecciones bucales.

¡No dudes en seguirnos en FacebookTwitter o por correo! ¡Aprende día a día!

No hay comentarios:

Publicar un comentario